El mailing masivo es una de las medidas que realizan las empresas para ayudar a conocer y dirigir mejor una marca al público, además de aumentar el tráfico web. Una de sus mayores cualidades es que te brinda beneficios ilimitados en cuestión de distribución de flayers o catálogos digitales, sin mencionar que el costo es mínimo en comparación de otras estrategias de marketing.

Enviar correos como método de propaganda de marketing puede desarrollar una conexión entre los usuarios y las marcas, las grandes empresas agregan una estrategia de optimización de motores de búsqueda (SEO), para lograr que mejore su clasificación en los buscadores.

Según un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) el 44 por ciento de los internautas han comprado algún producto tras ver publicidad online o recibir alguna promoción por medio de correo.

En un mundo en el que la tecnología nos está consumiendo no utilizar el internet es una muy mala decisión pues el marketing digital tiene una gran cantidad de recursos que hoy en día son fundamentales en el crecimiento para los negocios.

Para iniciar con el plan del mailing masivo debes contar con los datos completos de tus usuarios, aunque este punto sea muy básico muchas personas empiezan a llevarlo a cabo sin tener una base de datos bien establecida; esto puede hacer que tardemos más tiempo en obtener una respuesta o que de plano se ignore el envió.

El tiempo es uno de los factores para que tu campaña no funcione, debes poner mucha atención para no causar algún disturbio en la rutina de tu audiencia, recuerda que son muy sensibles y al recibir un correo en la madrugada puede resultarles desconsiderado de tu parte.