Que una imagen vale más que mil palabras es sabido por todos, pero, y si una imagen tiene tanto poder, ¿qué sucede con un fragmento de vídeo?

Vivimos en una época 2.0 dónde las redes sociales ofrecen una respuesta a la necesidad de comunicación que tenemos. En ellas el tráfico de vídeos y fotografías es continuo. Si eres una gran o pequeña empresa y estás buscando nuevas estrategias de Marketing y aún no has incluido el contenido audiovisual en tu plan, esta acción es muy apropiada.

Cisco (consultoría de equipos de telecomunicaciones) estima que en enero de 2019 el vídeo llegaría a cerca del 90% del tráfico global en internet. Junto a estas predicciones, los datos actuales en YouTube confirman el potencial de este canal: con 1.000 millones de usuarios únicos en todo el mundo, 6.000 millones de horas vistas al mes y 400 horas de contenido nuevo subido cada minuto, no es sorprendente que el 67% de los Millennials no pueda vivir sin Youtube.

El 70% de los resultados de las búsquedas que se realizan en Google muestran contenido audiovisual.

Los vídeos son elementos muy versátiles, y nos ofrecen un gran abanico de posibilidades en cuanto a contenidos. Podemos publicar vídeos corporativos, de contenido o vídeos explicativos entre otros.

Sin duda, contar con contenido audiovisual ayudará a mejorar la imagen de nuestra marca y ayudará al aumento del tráfico web de nuestra página. Si ofrecemos el contenido que buscan los usuarios de una forma atractiva, conseguiremos que se interesen por nuestra marca, y que accedan a más información de nuestra página.

Con el uso de vídeos conseguimos que los usuarios permanezcan durante más tiempo en nuestra web, y que compartan nuestro contenido, lo que supone una mejora en el posicionamiento natural en los motores de búsqueda (SEO).

Es un recurso económico, ya que no es necesario realizar una inversión muy grande. Cuando hablamos de vídeo marketing no es necesario un gran vídeo corporativo, sino que se trata de piezas audiovisuales pensadas expresamente para digital. Podemos utilizar plataformas como Youtube o Vimeo para subir los vídeos, y enlazarlos y compartirlos a las redes sociales desde nuestra página web.

Éstas son algunas de las ventajas que nos ofrece el uso del contenido audiovisual, así que no esperes para ponerlo en marcha dentro de tu plan de marketing.

Y tú ¿Qué esperas para publicar contenido audiovisual en tus redes sociales?

En Lupah, puedes conseguir esto y mucho más…